La comisión de disciplina de la Liga de fútbol profesional francesa (LFP), reunida de urgencia este lunes, ha tomado la decisión de poner una sanción al club Olympique de Lyon con cierre de puertas total de su estadio de forma cautelar, después del lanzamiento de una botella que impactó en el rostro de Dimitri Payet el domingo en el partido contra el Olympique de Marsella.

“Con respecto al grave incidente producido durante el partido (…), la comisión de disciplina de la LFP decidió (…) de forma cautelar una puerta cerrada total del Groupama Stadium hasta que se tome la decisión definitiva”, esperada el 8 de diciembre, anunció la LFP”.

Esta medida de puerta cerrada afecta al partido Lyon-Reims del 1 de diciembre, precisó la instancia.