El río Acaponeta, en Nayarit, se desbordó debido a las lluvias tras el paso del huracán “Pamela”.

Habitantes afectados del poblado de Sandovales, en Tecuala, subieron al puente vehicular de Tecuala-Acaponeta.

“Nos avisaron que el río venía, tuvimos que venirnos acá arriba, ya ven que tapa las casas. Somos nueve de familia y todos alcanzamos a salir. Pues ya perdí todas mis cosas, mi colchón, mi cama, refri, mi ropa, no alcancé a sacar nada”, señaló María Dolores, damnificada de Tecuala, Nayarit.

“Yo estaba en mi vivienda y salí para acá, nos avisaron que hay venía el río y ya nos salimos acá al puente y acá nos quedamos. No saqué nada, esta vez nada, un cambió de ropa no más. Yo me siento mal, mi esposo se acaba de morir, usted cree, y pasar estas cosas. Yo a quién le voy a pedir, la otra vez estaba él, pero ahora ya no está conmigo, ahora quién me va a dar”, dijo Emiliana Rubio, damnificada de Tecuala, Nayarit.

Uno de los desbordes se dio en la autopista Tepic-Mazatlán a la altura de la caseta de cobro de Tecuala, en donde dos personas quedaron atrapadas, una fue rescatada y la otra arrastrada por la corriente.

“Lo que pasa es que nosotros somos custodios, traemos los tres camiones que están allá adelante y ellos pasaron y nosotros por seguirlos, no estaba tan crecido el río, pero ya no pudimos avanzar, nos quedamos en medio y toda la gente de aquí, los policías nos sacaron. Nos empezaron a empujar, se llenó el carro de adentro. Ya después se quedaron varias camionetas una se la llevó para allá y otra que estaba parada, se la llevó también”, explicó Pedro Soto, automovilista varado.

Además la corriente de agua ha arrastrado ganado y cortó el paso de las carreteras Acaponeta-Tecuala y de la Tepic-Mazatlán.

 

con información de Excelsior