Este sábado la reina Isabel II de Reino Unido asistió a una reducida ceremonia militar en el Castillo de Windsor para conmemorar su cumpleaños oficial, el primero desde la muerte de su esposo Felipe hace dos meses.

La reina de 95 años estuvo acompañada por su primo, el príncipe Eduardo, duque de Kent, para una versión con sana distancia de ‘Trooping the Color’, una ceremonia que se ha celebrado durante más de 260 años.

Felipe, el marido de Isabel II durante más de 70 años, falleció en abril.

El cumpleaños de la reina es el 21 de abril, pero se celebra oficialmente en junio.

El evento se realiza un día después de que la reina organizara una recepción con los líderes del Grupo de los Siete países más ricos del mundo en Cornwall, en el sudoeste de Inglaterra, donde se lleva a cabo una cumbre de tres días.

El domingo, la reina también se reunirá con el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, y su esposa Jill para tomar el té en Windsor antes de que el mandatario deje el país para mantener otras reuniones en Europa.

Normalmente, ‘Trooping the Colour’ involucra un desfile de soldados con uniformes rojos y sombreros altos por el centro de Londres, pero los últimos dos años se ha recortado debido a la pandemia de covid-19.

Este año, algunos soldados participaron en la ceremonia en los terrenos del Castillo de Windsor, el hogar de la reina en el oeste de Londres, donde ha pasado la mayor parte del tiempo desde el comienzo de la pandemia.