Un fuerte terremoto de 7,1 grados de magnitud golpeó hoy el este de Japón y se notó con fuerza en Tokio, Fukushima, Miyagi y otras áreas, sin que las autoridades niponas activaran por el momento la alerta de tsunami.

La prensa local informó que alrededor de 950 mil hogares estaban sin electricidad en la zona y que se reportan al menos 20 personas heridas en las prefecturas de Fukushima y Miyagi.

La Agencia Meteorológica de Japón ha indicado que el sismo tuvo su epicentro a unos 60 kilómetros (37 millas) debajo del lecho marino.

Tanto en Fukushima como en la colindante Miyagi, en la costa noreste de Japón, el terremoto alcanzó el nivel de seis alto en la escala japonesa, con un máximo de siete y más centrada en las zonas afectadas que en la intensidad del temblor.

Otras prefecturas de la costa oriental y del centro de Japón se vieron también sacudidas con fuerza por el temblor, entre ellas la capital, donde se alcanzó el nivel 4 de la escala nipona.

Seísmo cerca de Fukushima#{emoji}13; USGS#{emoji}13; 13/02/2021

La Agencia Meteorológica de Japón señaló que el seísmo podría causar un leve aumento del nivel del mar, aunque no se ha activado la alerta de tsunami.

El Gobierno de Japón ha conformado “un equipo de emergencia” para recopilar la información y coordinarse con las autoridades locales “con la prioridad de salvar a posibles víctimas”, señaló en una comparecencia ante los medios el portavoz del Ejecutivo Katsunobu Kato.

“Estamos revisando la situación para comprobar si ha habido daños personales o materiales”, añadió Kato.

La compañía energética Tokyo Electric Power (TEPCO) señaló que no se han observado “anormalidades significativas” en los niveles de radiación en las plantas de Fukushima Daiichi y Daini, que se encuentran inactivas y en proceso de desmantelamiento a raíz del terremoto y el tsunami de marzo de 2011.

Tampoco se han detectado daños en otras nucleares ubicadas en otras zonas afectadas.