Al afirmar que Puebla es una de las entidades más afectadas por Covid-19 a nivel nacional con cerca de 20 mil infectados y cerca de 2 mil 500 fallecimientos, el Diputado Federal por el Distrito 12 de Puebla, Fernando Manzanilla Prieto, se pronunció por un “Nuevo Pacto por el Bienestar de Puebla”, que permita trabajar en equipo y unidad para establecer nuevas reglas de convivencia política y social.

En este sentido, presentó un ensayo en el que incluye 23 propuestas, bajo 4 ejes estratégicos, el cual está disponible y puede ser consultado a través de su página web fernandomanzanilla.com.mx o en el siguiente enlace: t.ly/wiPu

Con altibajos y resistencias, Puebla había iniciado un profundo proceso de reestructuración económica y social cuando sobrevino la pandemia. Como en el resto del páis, la emergencia nos tomó por sorpresa a todos y muy pronto evidenció nuestras debilidades estructurales. Primero, la de nuestros sistemas de salud y seguridad social; luego, la de nuestras instituciones encargadas de abatir la pobreza y la desigualdad; y finalmente, las de los sistemas de seguridad pública e impartición de justicia”, precisó el legislador.

Dijo que para muchos, la crisis del Covid-19 se perfila como un momento decisivo de esta era y se debe aprovechar como la mejor oportunidad para reinventarse y corregir el rumbo.

“Creo que nuestra generación está llamada no solo a superar esta pandemia, sino a reconstruir enteramente los fundamentos de nuestro sistema político, económico y social. Si antes de la pandemia el reto era enorme, con la crisis de salud y sus consecuencias económicas, no hay duda de que Puebla enfrenta una de las etapas más complicadas del último siglo”.

Manzanilla Prieto agregó que el nuevo Pacto de Bienestar para Puebla deberá contemplar, al menos, cuatro ejes estratégicos: 1. Recuperación Económica, enfocada en tres objetivos estratégicos: combatir la pobreza, recuperar empleos y sentar las bases de una economía solidaria. 2. Salud Pública, enfocada a la contención y mitigación de la propagación del virus, así como al fortalecimiento del sector salud empezando por subsanar las deficiencias estructurales de equipamiento y condiciones laborales del personal. 3. Nueva Normalidad, orientada a la definición precisa de criterios de reapertura y reanudación de actividades, así como a la asimilación de la cultura covid tanto en los espacios laborales como educativos. 4. Seguridad Pública, enfocada a proteger a la ciudadanía en el plano de la seguridad, la prevención de la violencia contra las mujeres y la protección civil, así como al desarrollo y consolidación de la cultura de la legalidad y respeto a los Derechos Humanos.

Agregó que cada uno de estos ejes estratégicos deberá incluir acciones inmediatas para enfrentar la emergencia, así́ como una visión de mediano y largo plazo para ir sentando las bases de un cambio estructural de mayor alcance, por lo que en el ensayo se incluyen 23 propuestas de carácter urgente que podrían constituir la base fundacional del Pacto de Bienestar para Puebla.

“Se trata de un primer esfuerzo propositivo que nos permita sentarnos a la mesa y resolver lo urgente, pero sin descuidar lo importante, es decir, la visión de hacia dónde nos debemos dirigir como sociedad”, concluyó.