Por su desempeño en la atención de pacientes COVID-19, el director del IMSS, Zoé Robledo, anunció diversos apoyos y prestaciones a sus trabajadores, como bonos económicos, becas, mayores insumos, equipo de protección personal, prestaciones sociales, seguridad personal, apoyo a familias de personal médico fallecido, apoyo psicológico, entre otras.

En conferencia virtual, el funcionario reconoció que “el personal del Instituto enfrenta hoy el reto profesional más grande de toda su historia en atención médica, ya que es una época de largas jornadas laborales e intensa actividad”.

“Siempre hemos creído que una manera de proteger al personal es, sí su reconocimiento, pero también su retribución; si se trabaja más, si se tiene más riesgo, es justo recibir más”, indicó.

Por eso, anunció que sobre la declaración del COVID-19 como riesgo de trabajo, el 24 de junio presentó ante el Consejo Técnico un procedimiento que permitirá que los casos sospechosos o confirmados de trabajadores del IMSS que laboran en unidades médicas, “se les reconozca de manera ágil la incapacidad temporal por enfermedad de trabajo”.

En lo que se refiere al Bono Covid, informó que se han emitido 13 nóminas extraordinarias por un monto de 87 millones de pesos. Informó que se puso en operación el correo electrónico: bonocovid@imss.gob.mx para atender inquietudes respecto al tema.

Informó también que el 29 abril se suscribió un acuerdo para otorgar de manera extraordinaria Notas de Mérito al personal de las categorías médicas de enfermería, base, interinos y sustitutos que integren los equipos de respuesta a la atención de pacientes con COVID-19.

Además, Zoé Robledo anunció que este lunes 29 de junio se realizará la transferencia del pago correspondiente al periodo del 16 de abril al 15 de mayo de 2020. El segundo pago se va a hacer el 15 de julio.

También, el titular del Seguro Social comentó que mediante una alianza con la Iniciativa Privada se lanzó la convocatoria “Héroes por la Salud”, con la cual se otorgan becas a hijos de estos trabajadores con un ingreso igual o menor a cuatro salarios mínimos mensuales.

En otro tema, indicó que la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS) ofreció, de manera solidaria, apoyo económico para los familiares de trabajadores de la salud que lleguen a perder la vida en cumplimiento de su deber.

Sobre la adquisición de Equipos de Protección Personal (EPP), informó que ésta ha sido la tarea más importante del Seguro Social para proteger a los trabajadores, por lo que “tenemos garantizadas cerca de seis semanas de protectores respiratorios, cinco semanas de cubrebocas quirúrgicos y ocho semanas de goggles y tres semanas de guantes”.

Zoé Robledo detalló que para reducir el riesgo que implica llegar con ropa civil a las unidades médicas, el Instituto solicitó el apoyo de la Secretaría de la Defensa Nacional para la confección de 75 mil 680 uniformes quirúrgicos, los cuales estarán listos entre el 10 y el 15 de julio.

Sobre el Programa de Hospedaje para personal de salud, informó que en ocho ciudades se cuenta con 179 habitaciones y pago de viáticos en 17 delegaciones, además del Programa de Alojamiento con Airbnb y el Gobierno de la Ciudad de México, y el apoyo coordinado con la Secretaría de Cultura para disponer del Complejo Cultura Los Pinos, donde se han hospedado cerca de 700 personas.

Respecto a las agresiones al personal de salud, el director general del Instituto reiteró que en el IMSS “no dejaremos de exigir justicia hasta que se concluyan todas las investigaciones del personal agredido y se sancione a los responsables, no podemos permitir que alguien atente contra lo más valioso que tiene el Seguro Social: sus trabajadoras y trabajadores”.

Con la finalidad de enfrentar la emergencia sanitaria por COVID-19, Zoé Robledo señaló que la Dirección de Prestaciones Médicas hizo un requerimiento por 30 mil 513 personas entre médicos, enfermeras, intensivistas Y anestesiólogos.

Expuso que para el 25 de junio se han realizado 29 mil 313 contrataciones y hoy el IMSS patrón es el mayor empleador del país. Además, dijo que “en situaciones de emergencia como la que vivimos, se ha capacitado a 85 psicólogos y a través de la línea de orientación telefónica en salud se han recibido alrededor de dos mil llamadas para atender temas relacionados con ansiedad, depresión, miedo, estrés o ataques de pánico”.