De acuerdo con la Encuesta Nacional de Calidad e Impacto Gubernamental  que lleva a cabo el INEGI, la tasa de prevalencia de corrupción aumentó de 14 mil 635 víctimas por cada 100 mil habitantes en 2017, a 15 mil 732 en 2019.

A pesar de esto, la percepción de la población adulta sobre este tipo de actos disminuyó, según los resultados de la encuesta que el Inegi lleva a cabo cada dos años.

Mientras tanto, la tasa de incidencia de actos de corrupción pasó de 25 mil 541 por cada 100 mil habitantes en 2017 a ser de 30 mil 456 en 2019.

En contraste, la percepción sobre la frecuencia de actos de corrupción en instituciones de gobierno se redujo, pasando del 91.1 por ciento en 2017 a 87 por ciento en 2019.

Asimismo, el costo total a consecuencia de la corrupción en la realización de pagos, trámites o solicitudes de servicios públicos y otros contactos con autoridades ascendió de 12 mil 770 millones de pesos, lo que equivale a 3 mil 822 pesos promedio por persona afectada.

Además, el Inegi reveló que el mayor porcentaje en experiencias de corrupción se estimó en el contacto con autoridades de seguridad pública con 59.2 por ciento de los casos.

Tras estos se ubicaron los trámites relacionados con permisos de uso de suelo, demolición o construcción, solicitudes de constancias de libertad de gravamen u otros trámites en el Registro Público de la Propiedad con 25 por ciento.

Por (...)